Guía del Masaje

Masaje

Masaje Transverso Profundo

Generalidades:

El Dr. James Cyriax, hace más de 50 años, comenzó a difundir la  idea de la importancia de aplicar los tratamientos en el lugar exacto  donde se ha producido la lesión. Así con el paso de los años y el  desarrollo de sus técnicas de trabajo basadas en este principio, se  ha podido constatar la efectividad de los mismos. El Dr. James  Cyriax desarrolló como tratamiento de las lesiones en tejidos  blandos tres tipos de técnicas: 

  1. La manipulación vertebral de la columna: Para las  afecciones del disco intervertebral. Utiliza la manipulación  vertebral exclusivamente para los desplazamientos del disco intervertebral. 
  2. Las infiltraciones: Consiste en introducir el  medicamento adecuado mediante la aplicación de una  inyección en el punto exacto de la lesión, administrando la  dosis adecuada en el lugar exacto de la lesión, así, se  logra alcanzar una mayor efectividad del medicamento. 
  3. El masaje: El cual será aplicado en el punto exacto de  las lesiones, con ello revolucionó el concepto que hasta  entonces se tenía del masaje clásico. Además su forma de  aplicación constituyó también una novedad, ya que se  realiza transversalmente a las estructuras lesionadas, y no  “a lo largo” o paralelamente, como se viene haciendo en el  masaje tradicional, por eso lo llamó MASAJE  TRANSVERSO PROFUNDO o FRICCIÓN TRASNVERSA  PROFUNDA (FTP). 

El objetivo que se pretende conseguir con este tipo de masaje, es  actuar sobre las partes blandas lesionadas del aparato locomotor,  con el fin de recuperar la movilidad normal. Así, la FTP es considerada profunda porque llega hasta las capas por debajo de la  piel y tejido celular subcutáneo.

Aunque los efectos más importantes de la FTP son de tipo mecánico y local, también tiene otro propósito importante, que es  prevenir la formación de cicatrices adherentes; para ello el masaje  de Cyriax debe ser aplicado transversalmente al tejido lesionado, en campos muy reducidos y muy localizados. Las adherencias y  cicatrices longitudinales de los tejidos blandos del aparato locomotor  (músculo, tendón y ligamento) limitan su contracción y es difícil su  elongación, pudiendo llegar a causar dolor crónico, debido a las  variaciones de tensión que se produce en la zona lesionada, durante  la contracción muscular, en las cuales el tejido normal se une al  tejido neo cicatricial mal organizado. 

Según se ha observado microscópicamente la formación de tejido  cicatrizal, la disposición de las fibrillas depende básicamente de  factores mecánicos, especialmente del movimiento. Cuando a través  del masaje de Cyriax proporcionamos un movimiento fisiológico en  el lugar de la lesión, mientras ésta se haya en proceso de  cicatrización, éste inhibe la formación de adherencias indeseadas,  generando una cicatriz fisiológica más móvil, más fuerte, sin  adherencia y con una disposición normal de sus fibrillas.

OBJETIVOS Y VENTAJAS DE LA FTP
Mantener una buena movilidad de los tejidos lesionados.
Conservar el movimiento más fisiológico posible en el interior de la estructura lesionada
Evitar la formación de adherencias entre las fibrillas y los distintos tejidos
Provocar una hiperemia local en la zona de la lesión, con lo que disminuye el dolor y se eliminan células muertas.
Facilitar la producción de tejido colágeno perfectamente orientado  que resista el estrés mecánico.

1.2. Técnica

  • Realizaremos una fricción profunda o muy profunda en  el lugar exacto de la lesión. 
  • Dicha fricción se hará perpendicularmente a las fibras o  estructuras lesionadas, ya sea músculo, tendón, ligamento,  fascia o inserción. 
  • Lo realizaremos de forma PRECISA y muy CORTA,  pero que abarque TODA LA LESIÓN, y en toda su  extensión y de forma tan profunda como ésta esté situada. • El dedo o dedos del fisioterapeuta NO SE  DESLIZARÁN sobre la piel, ni sobre la lesión, será EL  DEDO Y LA PIEL DEL PACIENTE formando un TODO los  que se deslicen y friccionan transversalmente las fibras lesionadas.
  • Nunca se utilizarán cremas, geles o pomadas para  realizar el Cyriax. 
  • Cuanto más profunda sea la lesión más fuerza deberán  realizar los dedos del fisioterapeuta. 
  • Se colocará: el músculo en acortamiento, ligamentos  en tensión y tendón en tensión.

La Duración de la sesión en casos agudos será suficiente con 3  a 4 minutos de tratamiento, incluso en algunas ocasiones en días  alternos. En casos menos recientes y crónicos, será necesario  dedicar a la FTP entre 10 y 20 minutos diarios. 

Se suelen realizar 3 ó 5 sesiones semanales, hasta un total de 15  ó 20 sesiones, en días alternos al principio y continuos para las  secuelas. 

Dedos a utilizar: Para realizar la fricción, el dedo ha de colocarse  en una posición de manera que el dedo que ejecute permanezca  con la articulación metacarpofalángica en extensión, la interfalángica  proximal en flexión aproximada de 25-30º y la interfalángica distal en  flexión de 15-20º. El dedo de apoyo, índice o medio, se cruza sobre  el dedo terapeuta con una ligera hiperextensión de la  metacarpofalángica, flexión de 15º de la interfalángica proximal y de  45-50º de la interfalángica distal. 

Habitualmente la FTP se realiza con el dedo índice apoyado por  el medio o viceversa. Cuando es necesaria realizar una mayor  fuerza sobre determinadas zonas, se utiliza el dedo pulgar oponiendo contra resistencia con el resto de los dedos; incluso  existirán casos en los que tendremos que utilizar el puño o el borde  cubital de la mano.

Ver Curso de Masaje Profesional Certificado!!!

1.3 Indicaciones

  • Esguince agudo 
  • Secuelas de esguinces 
  • Esguince crónico 
  • Traumatismos musculares recientes 
  • Secuelas de lesiones musculares 
  • Otras secuelas del aparato locomotor 
  • Lesiones tendinosas: Tenosinovitis y tendinitis. 
  • Rigideces postraumáticas de los tejidos blandos  periarticulares. 
  • Capsulitis o pericapsulitis 
  • Secuela de fascitis 
  • Fibromiositis 
  • Adherencias, cicatrices dolorosas, heridas, etc. 
  • Cicatrices antiguas 

1.4. Contraindicaciones

  • Lesiones graves traumáticas en fase aguda: fracturas,  fisuras, luxaciones. 
  • Roturas masivas: musculares, tendinosas y ligamentosas  de las vainas fibrosas. 
  • Calcificaciones, osificaciones (tendinosas, ligamentosas,  musculares). 
  • Artritis reumática, artropatía (reumatoidea) degenerativa • Bursitis 
  • Neuritis, radiculitis. 
  • Compresión de los nervios periféricos: ciática y braquialgia • Zonas con paquete vasculonervioso: Axila, ingle y  hueco poplíteo.
  • Infecciones de origen bacteriano. 
  • Inflamaciones musculares diversas (no traumáticas) • Hematomas severos y heridas abiertas 
  • Lesiones e infecciones de la piel 
  • No está recomendado el Cyriax en pacientes que han sido  infiltrados con corticoides uno o dos meses antes, ya que  la cortisona vuelve los tejidos más frágiles y pueden  producirse con la FTP lesiones de los tendones. 

1.5. Resumen de la FTP de Cyriax

  1. Buscar el lugar exacto de la lesión para lo cual es necesario un  conocimiento anatómico y una exploración adecuada. 2. Los dedos del fisioterapeuta y la piel del paciente deberán  moverse como una unidad para evitar irritación de la piel. 3. Nunca se aplicarán cremas, pomadas o geles. Tampoco debe  aplicarse hielo previo al masaje que puede enmascarar la lesión,  pero sí después. 
  2. La fricción se realiza transversalmente a las fibras de la  estructura dañada, nunca longitudinalmente. 
  3. La fricción se realizará por deslizamiento y no se presionará  excesivamente. 
  4. La presión excesiva produce dolor, la FTP es desagradable y, en  parte, dolorosa; ya que nos encontramos sobre la lesión, pero no  por producir más dolor es más beneficiosa. 
  5. La fricción debe actuar en profundidad, que llegue al punto  exacto de la lesión. 
  6. El paciente adoptará una posición adecuada que asegure una  tensión o relajación de la zona a tratar, según la estructura  lesionada. 
  7. Los músculos deben mantenerse en relajación mientras se aplica  la fricción. Hay que evitar la reacción de contracción muscular al  sentir molestias. Tras la FTP están indicadas las contracciones  activas, pero hay que evitar la contracción contra resistencia. 
  8. Los tendones con vaina deben mantenerse tensos para facilitar  el deslizamiento de la vaina sobre el cuerpo del tendón

1.6. Ejemplos Prácticos

Músculo supraespinoso 

Origen: Fosa supra espinosa de la escápula / Inserción: Zona  superior del troquiter humeral / Acción: Comienza la abducción del  hombro ayudando al deltoides, pertenece al manguito de los  rotadores que mantienen la cabeza del húmero junto a la cavidad  glenoidea de la escápula / Inervación: Nervio supraescapular (C4, C5 y C6). 

El mecanismo lesional se suele producir como consecuencia del  ejercicio repetitivo de los músculos del hombro con el brazo elevado  por encima de dicho hombro. Suele ser frecuente en deportistas que  tras largos periodos de inactividad vuelven al entrenamiento en  deportes como baloncesto, voleibol, etc. A este tipo de tendinitis se  la suele conocer con el nombre de “hombro doloroso”. Como signos  físicos encontraremos dolor al realizar movimientos de rotación  externa o rotación externa con elevación del hombro entre 80º y  120º; Dolor a la presión en la zona de la inserción del tendón y la  abducción contra resistencia también será dolorosa. 

La tendinitis se puede encontrar en dos zonas diferentes:

  • En la Unión Teno Perióstica: La tendinitis se produce  justo en el lugar donde el músculo se inserta en el hueso,  concretamente en el troquiter del húmero. Es la tendinitis de supraespinoso más frecuente. 

En la exploración existirá dolor en la abducción resistida  pero entre 80º y 120º de abducción aproximadamente; a  eso se le denomina “arco doloroso”. 

El paciente se colocará sentado con el brazo en rotación interna y la mano detrás de la espalda. El  fisioterapeuta se colocará detrás del paciente y le localizara en ángulo ántero-externo del acromion, bajará un través de dedo y friccionará transversalmente con el  dedo índice reforzado con el medio y apoyándose en el  pulgar. Para comprobar que la zona friccionada la correcta  se colocará el brazo del paciente en rotación neutra y se solicitará que realice una rotación interna, si localizamos la  corredera bicipital, estaremos en el lugar adecuado. 

  • En la Unión Miotendinosa: Esta unión se encuentra  situada bajo la bóveda acromial. Se colocará al paciente  sentado en una silla con el brazo en abducción colocado  sobre la camilla y apoyado en un cojín o almohada, y  guardando el brazo una inclinación con respecto a la  espina de la escápula de unos 30º aproximadamente Así  se relaja el músculo supra espinoso y permite un acceso  más adecuado. El fisioterapeuta se coloca de pie en el  lado opuesto al hombro a tratar. Pasa la extremidad  superior detrás del cuello de éste y presiona con los dedos  índices y medio, colocando el dedo pulgar en la zona  posterior del cuello del paciente para servirse de apoyo.Se aplica así una fricción transversa, mediante un  movimiento de prono-supinación de la muñeca y no  realizando un movimiento de deslizamiento lateral y medial  de la misma. 

Cuando la tendinitis es de la unión músculo-tendinosa el paciente  a la exploración acusa dolor a la abducción resistida, pero no existe  arco doloroso. 

Músculo Deltoides 

Origen: 1/3 acromial de la clavícula, acromion y espina  subescapular / Inserción: Tuberosidad deltoidea del húmero /  Acción: las fibras ventrales ayudan en la flexión y rotación interna  del húmero, las dorsales en la extensión y rotación lateral del  humero y la porción media es un poderoso separador del húmero horizontalizando el hueso / Inervación: Nervio axilar (C5 y C6). 

Como mecanismo lesional encontramos ocasionalmente rotura o  Inflamación del deltoides en deportes como balonmano, voleibol,  nadadores de estilo mariposa y luchadores. Los signos físicos principales son dificultad a la abducción, anteversión o flexión. Dolor  a la abducción en la zona insercional. La técnica de masaje se  inicia con el paciente sentado o semiacostado. El hombro en  separación de 70-80º. El fisioterapeuta detrás del paciente  localizando el punto de la lesión con el primer dedo; se realiza posteriormente una flexoextensión de muñeca en el sentido  transverso a las fibras. 

Porción larga del músculo bíceps braquial 

Origen: Tendón a través de la articulación del hombro al tubérculo  supraglenoideo de la escápula / Inserción: Mitad posterior de la  tuberosidad del radio, aponeurosis bicipital a fascia del antebrazo /  Acción: Flexión y supinación del antebrazo, tensa la fascia del  antebrazo y ayuda en la flexión de la articulación del hombro y  mantiene la cabeza del húmero en su sitio. 

Mecanismo lesional: Es una lesión frecuente tanto su rotura como  su inflamación en deportes en los que se realiza un esfuerzo  continuo y exagerado: bádminton, remo, levantadores de peso,  lanzadores de jabalina, tenistas, etc. Los trastornos suelen  producirse en la parte media del tendón. Como signos físicos  podemos apreciar dolor moderado en la parte anterior de la  articulación del hombro, con tumefacción, aunque es indoloro el  movimiento en esta articulación, no así la flexión y supinación del  codo contra resistencia que ocasiona dolor en la parte superior del  brazo. 

La técnica de masaje sitúa al paciente semi-acostado sobre la  camilla, con la mano en pronación apoyada sobre el muslo. El  fisioterapeuta se coloca frente al paciente, identificando el tendón  largo del bíceps al realizar un movimiento contra resistencia;  posteriormente colocamos el pulgar sobre el tendón y aplicamos  contrapresión con el resto de los dedos colocados en la parte dorsal  del brazo o en la parte interna. 

Otra técnica de realización de este masaje es situar al paciente  sentado, con el codo flexionado y pegado al cuerpo. Se localiza el  ángulo supero externo del acromion, se baja un dedo a través y en  esa zona se encuentra el tendón del biceps braquial, porción larga.  Se debe presionar en la zona con el dedo índice y se solicita que el  paciente realice una rotación externa y una rotación interna del  hombro, el codo permanecerá flexionado 90º y pegado al cuerpo, y  ya con ese movimiento del paciente y la presión que nosotros  ejercemos, se realiza el masaje.

Epicondilitis o “codo de tenista” 

La epicondilitis o codo de tenista se emplea para denominar todas las lesiones inespecíficas que afectan al grupo de músculos  extensores de la muñeca que se hayan cerca del codo. En la mayoría de las ocasiones la lesión se encuentra en la unión teno perióstica donde tiene su origen el tendón del 2º Radial Externo.Signos físicos: En el lado externo del codo se experimenta dolor, el cual se irradia a lo largo del dorso del antebrazo hasta la muñeca. Los movimientos pasivos y contra resistencia del codo son indoloros.La extensión contra resistencia y la desviación radial de la muñeca  provocan dolor en el codo, mientras que la flexión contra resistencia  y la desviación cubital son indoloras. Podemos realizar una prueba  para comprobar si es una verdadera epicondilitis de la inserción  teno perióstica del 2º Radial Externo, a esta prueba se la denomina Prueba de Mill. Se le pide al paciente que realice una extensión de  codo, con separación del hombro, una extensión de muñeca y una  desviación radial de muñeca. El paciente intentará mantener esta  posición mientras nosotros ofrecemos resistencia intentando realizarle una flexión y desviación cubital de la muñeca. Posición del paciente: El paciente estará sentado, con el codo  flexionado en ángulo recto y en supinación total; con esto se logrará  que el epicóndilo lateral haga prominencia. El fisioterapeuta se  sentará frente al brazo del paciente y en ángulo recto en relación  con el mismo. 

Técnica: El fisioterapeuta debe hallar el punto exacto del dolor  por delante del epicóndilo lateral donde se encuentra el origen del 2º  Radial Externo. Una vez localizado el epicentro doloroso se  friccionará con el dedo pulgar con un contra apoyo de los dedos  sobre la epitróclea, con el pulgar en dirección oblicua; mientras  coloca la otra mano en la muñeca del paciente y le sostiene el  antebrazo en supinación total. 

El movimiento del pulgar se realizará perpendicular al eje  longitudinal del antebrazo y al tendón, pero la orientación del dedo  es oblicua con respecto a la cara externa del brazo.

Si la lesión fuera del Primer Radial Externo, la posición del  paciente sería la misma, pero el epicentro doloroso se encontrará un  poco por encima del epicóndilo. 

Si la lesión es del 2º Radial Externo en la unión miotendinosa, se  colocará el paciente en la misma posición, pero con la muñeca en  pronación, para que el músculo esté en relajación. 

Tendones flexores de la muñeca 

La tenosinovitis de los tendones flexores es bastante frecuente,  provocada generalmente por el sobreuso de la muñeca en flexión;  riesgo que corren los fisioterapeutas que aplican FTP. Signos  físicos: Dolor e inflamación, edema incluso visible en los tendones  del antebrazo, realizándose el diagnóstico por la flexión de la  muñeca o los dedos contra resistencia. Técnica del masaje: Con el  antebrazo del paciente sobre la camilla en posición de supinación y  con la mano en el extremo de la misma; mientras con la mano libre  sujetamos la mano del paciente en supinación, con la otra  realizamos la fricción transversa en la zona lesionada (ligeramente  por encima del carpo). 

Músculos aductores de la cadera 

Son un grupo muscular que produce la aproximación de la pierna  hacia la línea media (Abductor mayor, medio, menor y recto interno).  Se originan casi todos en la rama inferior del pubis y se insertan a lo  largo del borde medial del fémur. Su acción es la aproximación del  fémur y accesoriamente las rotaciones internas y externas según su  inserción. Están inervados por el nervio obturador. 

Mecanismo lesional: El músculo que más se lesiona en la práctica  deportiva es el abductor mediano; siendo el fútbol el deporte en el  cual este músculo está más frecuentemente afectado debido a los  chutes del balón, así como en la marcha, el patinaje, el balonmano y  el hockey. Signos clínicos: El dolor se localiza en el muslo irradiado  a la ingle, apareciendo en períodos de máxima intensidad de  ejercicio, disminuyendo en reposo. El diagnóstico se completa al  realizar una aducción contra resistencia siendo esta dolorosa. 

Tratamiento: Se coloca el paciente sentado o semi acostado en la  camilla con la pierna en abducción y rotación externa con ligera flexión de rodilla; colocamos los dedos índice, medio y anular sobre  la lesión y realizamos una flexo-extensión de la muñeca; también  podemos utilizar los nudillos colocando la mano con el puño cerrado  sobre la inserción de los abductores y aplicar una maniobra de  pronosupinación de la muñeca; es una maniobra dolorosa pero sumamente eficaz. 

Tendón rotuliano 

Esta lesión se produce por abuso y sobrecarga del músculo  cuádriceps que como conocemos es un extensor de la rodilla. Los  signos físicos que produce son dolor en la parte superior e inferior  de la rótula; aumenta durante y después del ejercicio, siendo el  movimiento pasivo indoloro y la extensión contra resistencia de la  rótula provoca dolor a nivel de la lesión; Este dolor puede ser  provocado “a punta de dedo” en la zona insercional. 

La técnica de tratamiento es diferente para la porción suprarrotuliana y para la infrarrotuliana. En la porción suprarrotuliana  el paciente se coloca en decúbito supino con la rodilla extendida. El  fisioterapeuta se coloca sentado frente a la rodilla, con una mano  presiona hacia abajo la parte inferior de la rótula estabilizando la  rodilla y haciendo más accesible la lesión. Después se aplicará el  borde cubital de la cabeza del 5º metacarpiano en la zona de la  lesión, y aplicaremos entonces la FTP. 

Para la porción infrarrotuliana (la más frecuente) producida  principalmente en deportes de salto y lanzamiento. Estos deportes  ocasionan microrroturas que pueden llegar a producir una  degeneración del tendón. Como Síntomas encontramos dolor en el  tendón y rigidez después del ejercicio, habiendo dolor a la  contracción contra resistencia de los cuádriceps. La Técnica sitúa al  paciente en decúbito supino con la rodilla extendida y el cuádriceps  relajado. Es similar a la anterior. El fisioterapeuta con una mano  presiona en esta ocasión el borde superior de la rótula para levantar  así el borde inferior. Después con el dedo índice reforzado por el  medio presiona hacia arriba contra el borde del hueso.Posteriormente realiza fricción llevando hacia delante y atrás la  mano.


Si te interesa adquirir el Ebook de Masaje Profesional, este Viernes podes descargarlo de nuestra sección exclusiva de Ebooks que reflexan nuestra experiencia y aprendizaje a travez de 15 años de trabajo con esta hermosa comunidad !!!


 

 

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Vuelve al inicio